La imagen puede contener: una o varias personas y exterior

Si de mí dependiera,
probablemente me perdería
en el laberinto
de las excusas.

Pintaría mis paredes
con graffitis vistosos
y perecederos;
te daría largas,
me haría el despistado,
pondría cara de prisa,
lamentaría no estar a la altura
y seguiría con mi vida.


Pero de mí no depende,
depende de ti,
que sigues tallando
con cincel de artista
todas mis aristas,
de ti que haces oídos sordos
a mis balbuceos,
porque conoces mi verdad.

De ti, que sigues marcando, con tu amor,
mi entraña.

De ti, que me quieres
menos isla solitaria
y más tierra de encuentro.
Sea, pués.
Que solo no puedo,
pero si de ti depende
llegaremos lejos.
(José María R. Olaizola sj)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation