Evangelio según san Juan 19, 25-27

Hoy recordamos el dolor de nuestra Madre, que es el nuestro también.

EL DOLOR QUE SE ASUME POR AMOR ES EL QUE NOS SALVA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation