La imagen puede contener: 1 persona

(Alejandro José Puiggari)
EL ENCUENTRO DE MIRADAS, CORAZONES Y MANOS ENTRECRUZADAS…

No era la primera vez que se encontraban. Ya se conocían desde hace tiempo. Desde la juventud de ambos, cuando uno estudiaba en el Pio Latino, y el otro, comenzaba a servir en la Curia Vaticana. Uno era un joven sacerdote, Oscar Romero, que venía a finalizar sus preparación para el sacerdocio. El otro, Giavanni Battista Montini, ya era Monseñor, y empezaba a hacerse notar en la secretaría de estado del Vaticano por su agudeza de análisis y su capacidad de entender los tiempos nuevos que se avecinaban. Leer más →